La Cabeza de la Langosta

sábado, diciembre 31, 2005

Rocky Horror pasará a los anales...

Cada año, la Biblioteca del Congreso de los EE.UU. selecciona una limitadísima cantidad de películas (25, para ser exactos) que, por sus características, son "cultural, histórica y estéticamente" significativas. Joyas del Séptimo Arte que pasan a formar parte del
"National Film Registry", una lista de películas que pretende reflejar la diversidad y
riqueza del cine americano, reflejando su creatividad y sirviendo de testimonio
de la época en la que cada película fue realizada. Todas esas cintas reciben un cuidado especial, preservándolas en un archivo que consta ya de más de 400 títulos, entre los que encontramos películas como "American Grafitti", "Apocalypse Now", "Malas Tierras", "El Sueño Eterno", "Chinatown", "Ciudadano Kane", "El Cazador", "Cabeza Borradora", "El Padrino", "Lawrence de Arabia", "Alguien voló sobre el Nido del Cuco" o "Taxi Driver".

Pues bien, a partir de ya, y contra todo pronóstico, "The Rocky Horror Picture Show" pasa a formar parte de la lista. Algo que no está nada mal para un musical sexualmente ambiguo, en el que un travesti del espacio exterior decide construirse un hombre cachas que le caliente en las frías noches transilvanas. Ya era hora de que el congreso de los EE.UU. admitieran de una vez que el travestismo, la transexualidad y las medias de rejilla forman parte indisoluble del acervo cultural norteamericano.

Felicidades a todos los frankieadictos.

jueves, diciembre 29, 2005

OH, YEAH !!

La existencia de grupos como YELLO justifican por sí solos la existencia de palabras como bizarro, inesperado o inaudito. A saber: el grupo es un duo formado por el arreglista y compositor Boris Blank, que lleva alrededor de 25 años colaborando con Dieter Meier, un vocalista de lo más peculiar. Atención al currículum del tipo en cuestión: playboy millonario, miembro del equipo nacional suizo de golf, apostador profesional y ocasional director de videoclips tanto para su propio grupo como para otros.
Este duo suizo es el típico caso de grupo del que absolutamente todo el mundo ha escuchado algo en alguna ocasión, aun sin saber quién era el autor. Y es que estos dos prolíficos adoradores del bigote son los intérpretes de uno de los temas más reconocibles de la música popular de todos los tiempos: "Oh Yeah", tema utilizado en infinidad de películas como "Todo en un día" o "El Secreto de mi Éxito" y que hace, además, las veces de "tema oficial" de Duffman, la impresionante mascota de la marca de cerveza favorita de Homer Simpson.

Coged a "Kraftwerk", sometedlos durante a un año a una dieta compuesta exclusivamente por episodios de "Miami Vice" y anfetaminas y quizá acaben componiendo algo ligeramente parecido a los temas de "Yello". A medio camino entre la electrónica y la música lounge más tradicional, estos reyes del sample bizarro son únicos a la hora de crear paisajes musicales cuajados de ritmo, glamour y elegancia. Sus temas, de un eclecticismo que descoloca, han llegado incluso a ser remezclados recientemente por gurus del tecno como Moby o The Orb.

Varios de sus trabajos en video han llegado incluso a ser expuestos en el MOMA de Nueva York, y no hace mucho saltó la noticia de que el próximo mes de Marzo, Yello entrará en el Rock and Roll Hall of Fame.

Si os apetece descubrir a este veterano grupo, podeis acceder a su página oficial (en la que podreis escuchar samples de sus dos últimos álbumes) o recurrir a alguna que otra página de fans. La voz profunda y aterciopelada de Dieter Meier está solo a unos pocos clicks de distancia...
OOOOH, YEAH !!!

El Velo ha caido...

Al fin he encontrado una explicación. Esa extrema delgadez...ese creciente interés por los efectos digitales...el alejamiento de su gore primigenio a favor de películas digeribles por el gran público... Sin duda, un oscuro velo ha cegado nuestros ojos durante demasiado tiempo. Siempre ha sido evidente y ha estado ahí, frente a nuestras narices. Siempre dos tiene que haber...un maestro...y un aprendiz...ahora el engaño ha caido. El Reverso Tenebroso está a un solo paso, Peter. No caigas en él. Por Favor.

martes, diciembre 27, 2005

Adios, Vincent...

Nos ha dejado otro de los grandes: Vincent Schiavelli, sin duda uno de los secundarios más reconocibles de la historia del cine estadounidense (¿quién no le recuerda como el fantasma del metro de "Ghost"?. Su legado son alrededor de 100 películas e incontables apariciones en series que van de Star Trek a Expediente X, pasando por McGyver, Luz de Luna y Corrupción en Miami. Le echaremos de menos.

lunes, diciembre 26, 2005

La Langosta ha ido al cine: DOOM

Hay momentos en que a uno le toca sobrevivir a películas aberrantemente mediocres. Zurullos fílmicos aquejados de una falta de talento e ideas tal que hace bostezar (cuando no, directamente, cabrearse) al más pintado. Como habreis adivinado, este es uno de esos casos. El próximo dia 30 se estrena en nuestras pantallas "DOOM" y yo, desde ya, estoy compadeciendo a los pobres despistados que paguen sus 6 € para ver esta joya.

No es que, naturalmente, tuviese muchas espectativas. Uno nunca puede tenerlas con una película dirigida por Andrzej Bartkowiak (en su lamentable currículum encontramos "Romeo debe Morir" o "Herida Abierta"), protagonizada por "The Rock" (pese a que era lo único mínimamente salvable de "Be Cool") y Karl Urban, que ha salido de Rohan para meterse en las brasas. En cuanto a los productores...evidentemente el único esfuerzo que han hecho es adquirir los derechos para poder usar el nombre y el logo del videojuego, desentendiéndose luego del resultado final.

La película, por no tener, no tiene ni un presupuesto decente. Los personajes pasan una y otra vez por los mismos dos pasillos, la mayoría de las criaturas son tipos disfrazados sin demasiada gracia, las interpretaciones son de tercera y el guión...baste decir que cualquiera de las tres partes del videojuego original tenía premisas más interesantes que esta (per)versión cinematográfica. Ahora los bichejos no salen del mismísimo infierno, sino que son (viva la originalidad) resultado de un experimento genético que se le ha escapado de las manos a una megacorporación. La línea argumental es, a grandes rasgos, la misma que hemos visto un millón de veces. A saber: Un batallón de fornidos marines tiene que entrar en el complejo invadido por bestezuelas con muy mala baba. Partiendo de ahí, no encontramos nada que no se haya hecho (mucho mejor) con anterioridad. Pasillos oscuros, muchas tuberías y vapores, luces rojas de alarma, virus contagiosos, cuentas atrás...aburrimiento.

Mi consejo: no perdais el tiempo con la película y atacadle al "Doom 3", un producto infinitamente más atmosférico, aterrador y cuidado que este aborto de película.

domingo, diciembre 25, 2005

Noche de Paz...Noche de Sindicación

Felices Fiestas, amigos y seguidores todos de la Langosta. Queremos aprovechar estas entrañables fechas en las que todos somos tan amables, blanditos y propensos a la sobredosis alimentaria para haceros llegar un pequeño regalillo que esa carismática bola de grasa llamada "Papá Noel" nos ha dejado escondido en la plantilla del blog. Se trata nada más y nada menos que de un botón de sindicación con el que podreis agregarnos a vuestro lector de feeds preferidos. Que ustedes lo disfruten y recuerden: expandan la palabra de la Langosta entre sus amigos, familiares y conocidos en general. La pobrecita ha pedido para Reyes un gran número de visitantes, y nos sabría mal que se llevase una desilusión.

sábado, diciembre 24, 2005

Los "300" de Miller, en marcha

Si Frank Miller ha realizado una verdadera obra maestra desde la primera historia de "SIN CITY", esa es, sin duda, "300", una salvaje revisitación de la Batalla de las Termópilas sometida al habitual barniz "epico-chulesco" del autor de "Batman: El Retorno del Señor de la Noche". Hace ya unos meses que circuló la noticia de que Zack Snyder, director del interesante remake de "Dawn of the Dead" tenía como nuevo proyecto adaptar el comic de Miller para Warner Bros. El asunto es que. hasta ahora, nada más se había sabido. Sin embargo, la película ya tiene página oficial y, de hecho, solo quedan 4 semanas para que finalice el rodaje. La página ofrece (como no) diarios de producción en video y un vistazo a fotos del rodaje (íntegro sobre pantalla azul), así como al posterior procesado para conseguir el impactante aspecto visual que Lynn Varley consiguió con sus colores en la obra original. Y sí, por si os lo estábais preguntando, la foto que acompaña este post pertenece a la película. Por lo poco que se puede ver, Snyder puede entregar un clásico instantáneo. ¿Estará a la altura?

jueves, diciembre 22, 2005

MALOTES PARA EL RECUERDO. HOY: MICHAEL IRONSIDE

Uno de los detalles más fascinantes del cine es el tema de los encasillamientos. Y, más específicamente, el de los actores condenados de por vida a ser el malo de la película. Basta con que, al principio de su carrera, hagan una sola vez de villano para pasarse toda su mísera existencia poniendo cara de malo. Son esa clase de actores de los que casi nadie sabe el nombre, pero que todo el mundo reconoce. "¿Ese no era el malo de…?" pregunta el espectador cuando aparece en pantalla el intérprete de marras. Desde hoy, en "La Cabeza de la Langosta", queremos rendirles un sentido homenaje a todos esos malvadísimos que llevan años haciendo la vida imposible al héroe de turno. Empezamos con el que, sin duda, es uno de los grandes: MICHAEL IRONSIDE.

Tras interpretar al maldado Darryl Revok en la clásica "Scanners", este alopécico actor saltó a la fama mundial interpretando al macarra anti-héroe Ham Tyler en la inigualable serie de T.V. "V". Él y su obeso compañero (un sosias de Chewbacca) eran los encargados de surtir de pólvora, explosivos y chulería a la anémica rebelión capitaneada por Marc Singer y Faye Grant. Ha sido de las poquísimas veces en las que hemos tenido la suerte de ver al bueno de Ironside (nada que ver con el letrado paralítico) haciendo de buena persona (eso sí, UZI en mano).

Tras sucumbir a manos de los lagartos, Ironside se pasó definitivamente al lado oscuro, prestando su perenne careto de mal humor a multitud de chuscos subproductos de serie B. No obstante, tres películas refulgen como perlas en su trayectoria. "Desafío Total", en la que perseguía con determinación al Gobernador de California, "Los Inmortales 2", en la que, pertrechado con unas maravillosas extensiones capilares, hacía el ridículo (como el director y el resto del reparto, básicamente) y "Starship Troopers", en la que Ironside interpretaba a todo un héroe como Raszchak, el impasible sargento que dirigía a Casper Van Dien, Dina Meyer y Denise Richards en su lucha contra los arácnidos con más mala leche de la galaxia.

Ahora, habitual de series televisivas como "Urgencias", "Mujeres Desesperadas" o "Smallville", así como de los telefilmes más caducos, de tanto en cuanto aun se le puede ver en películas de cierto nivel, como "El Maquinista", en la que tenía que reprimir su mala hostia a pesar de perder un brazo por culpa de un error humano del bueno de Batman.

Sin embargo, y este es un dato que poca gente conoce, el bueno de Michael tiene el honor de interpretar a uno de los héroes más importantes que ha dado la industria del videojuego en los últimos años. Su voz es la voz del silencioso agente Sam Fisher, protagonista absoluto de la saga "Splinter Cell". Y es que el bueno de Michael tiene jeta de malo, pero cuerdas vocales de bueno, que le vamos a hacer.

En cualquier caso, un abrazo, Mr. Ironside. Eres y siempre serás uno de los malotes oficiales.

lunes, diciembre 19, 2005

Si no puedes vencerles...¡¡únete a ellos!!

Sí, sabemos que el precio de la vivienda está por las nubes. Los alquileres son ridículamente altos y la cosa no tiene visos de mejorar. Es la hora de desertar y unirse al enemigo. ¡Especulemos! ¡Aprendamos a manejarnos en las procelosas aguas del Oceanus Inmobiliaris! ¿Y qué mejor forma de empezar a perder los escrúpulos que con "MANSION IMPOSSIBLE", un adictivo jueguecillo en el que ganaremos dinero con rapidez a fuerza de comprar y vender inmuebles? ¡¡Atreveos a dar el pelotazo, ya!!

ESTUPEFACIENTES E INTERIORISMO

Por motivos de trabajo, últimamente me veo obligado a leer una y otra vez gruesas revistas de interiorismo, decoración y diseño. Nítidas fotos de lujosos lofts, novedosas propuestas para decorar pisos, masías y viviendas apostando por contrastes volumétricos de lo más audaces, fíjate tú. Espacios vacíos de líneas limpias e innovadoras, que presentan osados conceptos de distribución y armonía. Todo es perfecto, los tragaluces enmarcados en aluminio dejan pasar el sol, definiendo ambientes cálidos y acogedores a tono con la personalidad del habitante.

Lo curioso es que todo eso me la trae al fresco. Una única pregunta martillea mi cabeza sin cuartel:

- ¿Cuántos kilos de cocaína necesitaré vender para poder tener acceso a tan exclusivos ambientes?

jueves, diciembre 15, 2005

La Tertulia de Orson y Gustavete


HOY: "Éramos 4400 y parió la abuela"

Orson: Buenas noches, amigos de la Langosta. Es un placer para mí darles la bienvenida a la primera edición de "Las Tertulias de Orson y Gustavete", una sección langostífera en la que, semana sí semana quién sabe, les mantendremos al tanto de lo que se cuece Dios sabe dónde. Y para ello contamos con la opinión no especializada de la Rana Gustavo. Buenas noches, Gustavo, ¿qué tal todo por el Barrio?
Gustavete: Buenas noches, Sr Welles. Es un placer compartir este espacio con una gran celebridad del cine como usted. Soy un gran fan de su película "Gladiator".
Or: Eres muy amable, Gus. Bueno, ya veo que eres una enciclopedia del buen cine, pero tengo entendido que gustas de saborear cualquier clase de producción audiovisual, como por ejemplo, las series televisivas...
Gus: Así es, Orson. Creo que cualquier aficionado a las buenas historias no puede dejar de disfrutar de ciertos productos como las series, los telefilmes o los programas de Boris Izaguirre. Estarás de acuerdo conmigo en que hay veces que una buena serie es capaz de mantenerte atento a la pantalla de la misma forma que, a veces, el cine te puede dejar indiferente. Soy un defensor de la tele-basura. En la televisión, como en todo buen cubo de basura, si tienes paciencia y estás dispuesto a ensuciarte un poco, puedes encontrar algo sabroso que llevarte a la boca.
Or: Interesante punto de vista... y esta semana, ¿hemos tenido suerte? ¿Algún bistec a medias o alguna lata de mayonesa sin caducar?
Gus: Ya lo creo, Orson. Hemos encontrado ¡el Filet Mignon del vertedero!
Or: Parece apetitoso, ¿de qué se trata?
Gus: De "Los 4400", que Antena 3 ofreció los pasados lunes y martes
Or: "Los 4400"... nada que ver con "Los cuatrocientos golpes", imagino.
Gus: Nada que envidiarle. Y en este caso, no es una historia de boxeo... ni más ni menos que una historia de abducidos...
Or: Una de extraterrestres que se llevan humanos para investigar con ellos.
Gus: Sí.. bueno, no exactamente. El caso es que no eran extraterrestres los que los secuestraban. Lo emocionante es que los devuelven a la vez a la tierra, pero cada uno había nacido en una época y lugar diferente... y claro, surgen los inevitables conflictos con los que habían nacido en tiempos pasados...
Or: Entiendo... gente de todas las razas, y de todos los países... gente de la Edad Media, del Renacimiento...
Gus: Sí... bueno, no exactamente. En realidad eran todos de Estados Unidos, y todos del siglo XX. Pero cuando vuelven a la Tierra ¡tienen superpoderes! ¡Es la mejor historia de todos los tiempos!
Or: Ya. Y con esos superpoderes ayudan a la humanidad a luchar contra una raza de alienigenas borrachos. Mire que le veo venir, Gustavo...
Gus: Que va, mucho mejor. En realidad no son superpoderes. Es como que tienen facultades normales, pero multiplicadas. No sé si me entiende...
Or: Estoy un poco perdido, la verdad.
Gus: A ver. Por ejemplo, hay uno que cuando se enfada hace que la gente sangre y provoca temblores. Hay otro que empieza a limpiar los parques, una niña que predice el futuro, otro que comete asesinatos en serie...
Or: Vamos, lo que toda la vida se ha conocido como superpoderes...
Gus: Le veo un poco cínico, señor Welles. Parece que no logro convencerle.
Or: No me lo estás poniendo muy fácil. Bueno, supongo que la serie por lo menos cuenta la historia de los personajes con detalle, y el guión está escrito de forma que todo tiene una explicación y un sentido final.
Gus: Si, eso es. Bueno, lo que pasa es que son muchos personajes, y para conocerlos a todos, nos cuenta un poquito de cada uno. Ahora, lo mejor es el final. Es de esos que te hacen pensar.
Or: Mira, ahí te doy la razón, es para pensárselo.
Gus: Porque al final, uno de los protas se mete en el cuerpo de su hijo y puede hablar con un humano del futuro, que le cuenta sus planes, y porqué están allí. Lo nunca visto. Pero no lo explican todo porque, como van a hacer segunda parte...
Or: Ya veo, ya... ¿Y cuándo dice usted que sale en DVD?
Gus: Pues no lo sé... pero no se preocupe, que yo la he grabado en vídeo. Si le apetece, estoy deseando volver a verla, para ver si la pillo un poco mejor. Creo que es de esas que tienen una segunda lectura.
Or: ¿Una segunda lectura? ¿Se refiere usted a "Apaga la tele y vete a dormir", o algo así?
Gus: Detecto un ligero irónico esta noche, sr. Welles...
Or: Me encantaría explicarte la diferencia entre la ironía y mandarte a freir espárragos, pero lamentablemente, se nos ha acabado el tiempo. Ha sido un placer contar con tus opiniones, amigo Gustavo.
Gus: El placer es mío, Orson.
Or: Y a ustedes, amigos lectores, les emplazo a una nueva edición de "La Tertulia de Orson y Gustavete". Me encantaría decirles cuándo será y sobre qué hablaremos. Pero, francamente, queridos, no tengo ni idea. Muchas gracias por su atención.

miércoles, diciembre 14, 2005

La Langosta ha ido al cine: KING KONG

Peter Jackson ha vuelto a hacerlo. No contento con salir más que airoso del reto de adaptar "El Señor de los Anillos", filma "King Kong" y consigue el que, quizá (con el permiso de "La Cosa" de Carpenter) sea el mejor remake de la historia del cine. Una auténtica apoteosis de aventura, terror y acción que deja con la boca abierta minuto a minuto. Una película para el recuerdo que devuelve a la palabra "superproducción" su verdadero significado. Y es que (casi) todo en la película ha sido cuidado hasta el último detalle. La asombrosa reconstrucción del Nueva York de los años 30, el diseño de Skull Island (aunque en ocasiones excesivamente deudor del Mordor de "El Señor de los Anillos"), los peligrosos (y cuasi-zombificados) indígenas, los ojazos de Naomi Watts...y, por supuesto, el Rey. Kong.

El simio gigante es, sin lugar a dudas, la creación digital más increible vista nunca en una pantalla de cine. Verlo moverse, actuar y comportarse como un gorila DE VERDAD es una auténtica gozada, y ya de por sí vale el precio de la entrada. Pero la película es mucho más, y ofrece en su parte central una serie de secuencias de acción que se revelan tan excesivas como ingeniosas, tan inverosímiles como fascinantes. Y es que sí, a veces a Jackson le pueden la ambición y el deseo de ofrecer "el no va más", pero el resultado conseguido está a años luz de, por ejemplo, los excesos onanistas de Stephen Sommers y su "Van Helsing". Cada una de las "set-pieces" está pensada al milímetro, y actuan con la precisión de un mecanismo de relojería. ¿Son necesarias todas ellas? Es discutible, pero, como tales, son ya pura historia del cine contemporáneo.

En cuanto a los actores...cumplen su papel con corrección. Sus personajes son, en general, arquetípicos, aunque están desarrollados lo justo como para que conectemos con ellos un mínimo.
Jack Black es un aspirante a Orson Welles soñador, egoista y ambicioso. Adrien Brody hace de Barton Fink y Naomi Watts se come la pantalla en cada primer plano. Los secundarios son eso, secundarios, y aunque hay algun intento de desarrollarlos un poco, al final todo se queda en eso, en intento.

He leido en más de una crítica que la película es demasiado larga. Sinceramente, no me lo parece. Es cierto que el segmento del viaje a Skull Island está estirado un poco más de lo recomendable, pero no me parece que eso dañe demasiado el ritmo de la película (un ritmo que, una vez llegados a la isla, se acelera sin parar hasta el climax final). Quizá no hagan falta tres horas para contar esta historia. Pero sí hacen falta para contarla del modo que la cuenta Jackson.

Kong es, desde ya, la película de las Navidades y del año. El equipo tiene los Oscars a mejores Efectos Visuales y Dirección Artística en el bolsillo y no me parecería injusto que Jackson volviese a estar nominado a la Mejor Dirección. Ha conseguido una de esas películas que nos recuerdan por qué el cine sigue maravillándonos despues de más de un siglo de existencia. Y eso, hoy en día, es todo un logro.

Un cuento de Navidad...















Entro en el centro comercial.
Empápome de alegres tonadas navideñas.
Todos sonreímos tanto.
Todos nos queremos tanto.
Pero no me engañáis.
Se que entre vosotros hay muchos
Hijos de la Gran Puta.
Muchos pisaríais cuellos por un ascenso.
Muchos miráis con recelo a ese tipo moreno.
La mayoría no sabéis como circular en una rotonda.
Se que estáis ahí.
Los de nuestra calaña sabemos reconocernos.

domingo, diciembre 11, 2005

Hasta siempre, Richard

Uno de los grandes, Richard Pryor, nos ha dejado este sábado. El hombre que puso de rodillas al mismísimo Superman (III) con un ordenador de 12 k de RAM, que compartió celda con Gene Wilder (y un enorme gordo muy, muy cariñoso) y que llevó a cabo "El Gran Despilfarro" ya no está entre nosotros. La Langosta le recordará con cariño. Hasta siempre, Richard.

viernes, diciembre 09, 2005

La Langosta ha ido al cine: "Las Crónicas de Narnia"

Pese a lo que nos han intentado vender, es obvio que "Las Crónicas de Narnia" (el libro y la película) son trabajos infinitamente menos ambiciosos que "El Señor de los Anillos". Así que quien entre en la sala de cine con la idea de encontrarse con una fantasía épica de ese nivel, saldrá inevitablemente decepcionado. "Las Crónicas de Narnia" es, en realidad, un cuento infantil que nos presenta un mundo mágico (la "Narnia" del título) de la forma más esquemática posible. Todo es, en realidad, bastante tópico, y responde al manido esquema de: "Reza-la-profecía-que-alguien-llegará-y-dará-por-culo-a-las-fuerzas-de-la-oscuridad". Esta vez, los "elegidos" son cuatro (los niños protagonistas) y las fuerzas de la oscuridad son la Bruja Blanca (Tilda Swinton, mala malísima), cuatro lobos digitales y una serie de animatrónicos tirando más bien a pobretones.

Cierto es que la película consigue momentos de cierta magia (casi todos relacionados con la pequeña del grupo, Lucy), pero en conjunto la cosa no acaba de cuajar del todo. La dirección artística es, como mucho, correcta, al igual que la labor de fotografía. La capacidad visual del director Andrew Adamson es muy, muy limitada y está a años luz de lo que cabía esperar de un relato así. Nada destaca en especial, y es precisamente ese tono de pulcritud y corrección general lo que lastra en gran parte a la película. Nada es especialmente deleznable, pero tampoco es posible señalar ni un solo momento memorable.

Narnia está poblada de grifos, faunos, castores, enanos...toda una fascinante colección de seres de los que NADA se nos cuenta. Ni siquiera Aslan, el león parlante, recibe un trato especial, por lo que al final acaba siendo...pues eso, un león parlante calcadito al Mufasa de "El Rey León", una imagen mesiánica y sabia que igual podía ser una pantera, un grillo o un colibrí.

Con respecto a los efectos visuales...pues una de cal y una de arena. La mayoría de las creaciones digitales son realmente notables (el realismo de Aslan es todo un logro en la materia), pero el trabajo de maquillaje y animatrónica de las compañías Weta Workshop y KNB es muy, muy flojito (no hay más que ver la nula movilidad de los Minotauros).

Pese a todo, "Las Crónicas de Narnia" es una apuesta segura en lo que a los pequeños se refiere. La película ofrece las suficientes raciones de espectacularidad, fantasía y aventura para entusiasmar al público menudo, y no me extrañaría nada que tuviesemos más Narnia en un par de añitos. Lo cual, dicho sea de paso, no me parecerá mal (ni bien).

jueves, diciembre 08, 2005

Imagine there's John


La Cabeza de la Langosta se une a los actos conmemorativos por el aniversario del asesinato del tío Lennon. Ya son 25 años. A algunos casi no nos dio tiempo a disfrutarlo en vida.

Y, las cosas como son, espero que esté donde esté, no mire hacia este mundo, que se parece cada vez menos a aquello en lo que lo quiso convertir.

Descansa en paz, John Lennon.

Si Peninou levantara la cabeza...



Peninou se estaría revolviendo en su tumba si supiera en lo que habéis convertido la publicidad que él tanto amó...









McCann, you're in the Army now

Todos sabemos lo mal que está el tema de reclutar jóvenes mozos para servir a filas. También sabemos lo mal que están los americanos. Y tampoco sorprende a nadie a estas alturas el hecho de que los gobiernos utilicen los diferentes soportes publicitarios para "captar adeptos". Pero nuestros amigos los estadounidenses nunca dejarán de sorprendernos. Leemos que la agencia McCann Erickson ha ganado la cuenta del U.S. Army para los próximos cinco años. El presupuesto, una minucia: 1.35 billones de dólares. Pero lo más gracioso del asunto son los medios que la agencia pone al servicio de la defensa de la Nación: su agencia de medios, marketing directo, organización de eventos, Relaciones Públicas, e incluso un especialista en el "mercado" hispano y otro en el afro-americano. De momento no se plantean el cambio de eslogan: "An Army of one", pero están abiertos a nuevas propuestas...

Always look at the brown side of life

Sin salirnos de la tierra del tío Sam, otra noticia que no deja de ser curiosa. La marca de bebidas refrescantes Coca-Cola ha decidido cambiar su estrategia global. El nuevo claim será: "Welcome to the Coke Side of life". A este cambio se le une la aparición de un nuevo producto, la "Coca-Cola Black", con sabor a café, que se lanzará el próximo enero en Francia. Lo que no hemos podido saber es si esta iniciativa tendrá su adaptación a nuestro mercado. De todas formas, es obvio que deberá sufrir alguna adaptación, porque "Bienvenido al lado Coca de la vida", no quedaría muy propio...

Noticia completa: Adweek

Ford, coches para machotes

Ford anuncia que sus modelos de lujo Jaguar y Land Rover dejarán de anunciarse en revistas homosexuales. Esta podría ser una noticia sin más trascendecia si a continuación se explicara que se debe a "motivos de posicionamiento" o "exigencias de la estrategia de marketing". Sin embargo, los medios de comunicación especializados hablan de una "bajada de pantalones" de la marca, que ha tomado esta medida debido al boicot iniciado por la Asociación de la Familia Americana (rogamos a los valientes que pinchen el enlace que no permanezcan mucho tiempo en la página, por su salud mental), en el que declaraban que la empresa era "demasiado favorable a los movimientos gay". Esta semana, Ford ha anunciado que dejaba de anunciar sus marcas en revistas de contenido homosexual. Y niega que se deba a dichjo boicot. Sin embargo, las cifras dicen que las pérdidas del tercer trimestre del año rondaban los 108 millones.

Noticia completa: El Universal Online


Anuncio del día: Sony Bravia


miércoles, diciembre 07, 2005

El Retorno del Abrepiernas

Menuda semanita de trailers que llevamos. Primero, Uwe Boll con su desopilante "In the Name of the King", después, el soseras de Brett Rattner con su "X3" y ahora, el más enrollado de los viejos verdes, el Paul Verhoeven español, nos presenta su último sueño húmedo. Vicente Aranda tiene a puntito de estreno (al parecer para el 27 de Enero) su particular adaptación de la novela de caballerías de Joanot Martorell "Tirant-lo-Blanc" (rebautizada como "Tirante el Blanco" para la ocasión). Dándome un paseito por su web oficial, me he encontrado con una "promo" que nadie con dos dedos de frente debería perderse. Se trata de un trailer de más de dos minutos en el que podemos catar las primeras imágenes de esta chuperproducción de Mr.Aranda. Está íntegramente en inglés (la película ha sido rodada en ese idioma) y comienza con la típica voz en off rezando:

"Based on one of the most acclaimed novels of all time..."

Mientras vemos un castillo y unos caballeros cabalgar con una música épica de fondo.

A partir de ahí se puede vislumbrar:

- Al actor de tercera elegido para ser el protagonista (mirad su amplíiiisimo curriculum AQUÍ)
- Intrigas palaciegas
- Morreos varios
- Comidas de tetas varias
- Batallas de Moros y Cristians
- Leonor Watling metiendo mano a Ingrid Rubio
- Castillos, jinetes, tiendas de campaña...
- Más moros y cristians...

Vamos, todo lo que hace falta para que una Aranda Movie sea una auténtica Aranda Movie.
Vamos, echadle un vistazo...sabemos que lo estais deseando...

martes, diciembre 06, 2005

Me pareció ver un lindo gatito...


Hay gente que, definitivamente, no aprende. Leo por AHÍ que un tipo inusualmente hábil acaba de perder un brazo en las fauces de un tigre. La gracia (y sí, digo LA GRACIA, con mayúsculas) es que el tigre pertenecía a un circo, estaba enjaulado y que al individuo en cuestión le debió de parecer una idea cojonuda acariciar al minino.



Lo fascinante del asunto no es que, a estas alturas, quede en el mundo alguien lo suficientemente melón como para meter el brazo en la jaula de un tigre y sorprenderse cuando este le devuelve un muñón. Lo verdaderamente interesante son interrogantes como los que se me vienen a la cabeza:

- ¿Cuánto hacía que no comía el animal para zamparse sin pestañear el primer brazo que se encontró por delante? ¿Qué le daban de comer los dueños del circo? ¿Muësli?
- ¿Qué estúpidas excusas se inventará el mutilado en el futuro cuando alguien le pregunte cómo perdió el brazo? Si cuenta la verdad va a quedar como un auténtico gañán. Así que me imagino cosas del tipo: "Vietnam fue realmente duro…" o "una máquina de tabaco fuera de control me lo arrancó".

Por otro lado, el dueño del circo se mostraba muy preocupado ya que "el tigre ha probado la carne humana". Decía que, para comprobar si había cambios en su comportamiento, debería meterse en la jaula a ver que tal. Pues eso, a ver qué tal. Vivir para ver.

lunes, diciembre 05, 2005

El Potro ha vuelto...

Tan solo una imagen:
El resto, AQUÍ.

jueves, diciembre 01, 2005

Hulk doesn't rule anymore


Vengo de ver la televisión indignado. Acabo de encontrarme con que ese monstruo infecto que es la televisión basura, en su peor vertiente, la de la MTV Generation, ha echado mano de uno de nuestros ídolos de la infancia. No contentos con haberse llevado al lado oscuro a Stallone, ahora es el mítico Hulk Hogan el que protagoniza un reality show en la televisión americana.

Y de repente, todos mis recuerdos de la niñez se han roto, de la misma forma que el forzudo bigotudo se deshacía de su amarilla camiseta de tirantes. Hulk Hogan, el bruto más bruto de los brutos. Nadie había hecho tanto por la industria textil desde Bruce Lee. Y ahora, nos lo encontramos transformado en.. un mono de feria!! No es justo. ¡Yo te maldigo, televisión basura!

Ya lo sé. Ahora me diréis que antes tampoco es que fuera Orson Welles. Que se dedicaba a darse mamporros falsos con unos tíos que vestían muy raro. Que si el Enterrador, que si The Honky Tonk Man, el Hombre del Millón de Dólares, Jack "The Snake" Roberts, Randy Savage Macho Man ... no me digais que, vale, aquello era una pantomima, pero mucho mejor y más entretenido que las moñadas de programas que hacen ahora. Qué recuerdos... hasta he encontrado en un página con los muñecos oficiales de la WWF. Yo los tenía. Y el ring. Qué buenas peleas me pegaba yo solo. Si hasta lloré cuando me enteré de la muerte de Andre el Gigante...

Por eso no puedo tolerar en lo que han convertido a mi idolatrado Hulk en un personaje de un reality show absurdo. Encima, es un formato televisivo que no llego a comprender. Se trata de una "serie", pero con personajes reales, que interactúan entre ellos en situaciones absurdas. La sinopsis de la serie viene a decir: Hulk Hogan no es sólo un luchador famoso, sino que es también un padre tradicional que le ha tocado vivir en un pequeño barrio en Clearwater, Florida. Su hija Brooke (de 16 años) quiere ser una estrella del pop, y su hijo Nick (14 años) quiere ser piloto de coches. Los niños de Hulk y su esposa Linda crecen ante sus propios ojos, mientras se preocupan de protegerlos del sexo, las drogas y otros peligros de la vida moderna. Para mear y no echar gota.

Y yo me pregunto, ¿a qué esperan los programadores de las cadenas de España para hacer algo parecido? Y no me refiero al engendro de "Menudo es mi padre", sino algo mucho más serio. Por ejemplo, "Poli de Familia", donde Poli Diaz trata de sacar adelante a sus ocho hijos, tratando de que no caigan en la droga o en la prostitución, que les acechan en cada esquina de Vallecas; "Romay ya no vive sólo" en la que el jugador de baloncesto interpreta a un solterón que se las lleva de calle; las apasionantes intrigas de un carismático doctor Iglesias en "Hospital Papuchi" o las andanzas de una babysitter que por las noches trabaja de periodista en "Ana Rosa y los siete". Al fin y al cabo, esta gente no tiene prestigio que perder. Al contrario que otros...